La inteligencia emocional es mucho más importante de lo que crees, te puede ayudar a obtener resultados insospechados en cualquier ámbito de tu vida.

Siempre hemos oído hablar sobre la importancia y la fuerte conexión entre el CI y el éxito que somos capaces de alcanzar en todas las facetas de nuestra vida, la puntuación resultante de estos test siempre ha sido relacionada con la obtención de resultados satisfactorios, tanto a nivel educativo como en el ámbito profesional, una puntuación alta en el test CI era sinónimo de triunfar en la vida.

Sin embargo, durante los últimos años, cada vez más científicos y psicólogos rehuyen de esta idea y abrazan otros caminos de conocimiento, en busca de respuestas sobre el mundo, cada vez más complicado y extenso, que es nuestro cerebro.

Prueba de ello es la fama obtenida y el terreno ganado por algunas teorías sobre la inteligencia humana que intentaban comprenderla desde diferentes ópticas, como la teoría de Raymond Catell sobre la coexistencia de las inteligencias fluida y cristalizada, la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner o la inteligencia emocional que popularizó Daniel Goleman.

emociones

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad cognitiva que nos ayuda a comprender y afrontar nuestras emociones y las de los demás, la inteligencia emocional de Daniel Goleman se divide en dos grandes tipos:

Inteligencia intrapersonal:

Cómo la capacidad que tenemos de conocernos y entendernos a nosotros mismos como individuo, entender la profundidad de nuestra mente y de nuestro comportamiento ante las diferentes situaciones de la vida, saber que sentimientos provocan dichos comportamientos y el porqué de estos, lo que nos ayuda a conseguir controlarlos.

Inteligencia interpersonal:

Nuestra capacidad de distinguir y entender el estado anímico de las personas de nuestro alrededor, pudiendo captar lo que sienten en cada momento y relacionar sus acciones con sus emociones y su forma de pensar, lo que nos permite influir e incluso a veces manipular su comportamiento tanto voluntaria como involuntariamente.

Los 5 Elementos de la Inteligencia Emocional

Se puede pensar en el Cociente Emocional como las siguientes características o habilidades de un individuo:

· Autoconciencia: 

Nuestro conocimiento de nosotros mismos, entender nuestros comportamientos y nuestras emociones. La capacidad de reconocer una emoción como y cuando “sucede” es la clave de tu cociente emocional. Si evalúas tus emociones positivas y tus emociones negativas, puedes controlarlas, Los principales elementos de la autoconciencia son:

·Conciencia emocional: Capacidad de reconocer tus emociones y sus efectos.

·Confianza en uno mismo: Seguridad sobre tu autoestima y tus capacidades.

· Autorregulación emocional:

Es nuestra capacidad de controlar nuestras emociones y nuestros impulsos y, por lo tanto, nuestras respuestas a estímulos tanto exteriores como interiores. La autoregulación implica:

· Auto-control: Manejo de impulsos disruptivos.

·Confiabilidad: Mantener estándares de honestidad e integridad.

·Concienciación: Asumir la responsabilidad de tu propio desempeño.

·Adaptabilidad: Flexibilidad ante los cambios.

·Innovación: Estar abierto a nuevas ideas.

· Automotivación:

Abarca nuestros recursos internos para ser impulsados, realizar, actuar y alcanzar los objetivos. Motivarse para cualquier logro requiere metas claras y una actitud positiva. Aunque puedas tener una predisposición a una actitud negativa, puedes con esfuerzo y práctica aprender a pensar más positivamente. Capta los pensamientos negativos y procura cambiarlos o sacar las cosas positivas de ellos. La motivación se compone de:

·Impulsión del logro: Constante esfuerzo por mejorar y cumplir con un estándar de excelencia.

·Compromiso: Alinearse con tus objetivos los del grupo o organización.

·Iniciativa: Estar preparado para actuar ante oportunidades.

·Optimismo: Persiguiendo objetivos “reales” persistentemente a pesar de los obstáculos y los reveses.

· Empatía:

La empatía es nuestra capacidad de comprender y “sentir por los demás”, comprender sus emociones tanto positivas como negativas y así poder relacionarse con ellos de manera más efectiva. La capacidad de reconocer cómo se siente la gente que te rodea es muy importante para para conseguir el éxito en tu vida y en tu carrera. Cuanto más hábil seas al discernir los sentimientos detrás de las señales de los demás, mejor podrás controlar las señales que envías y por tanto la capacidad de agradar a todos. Una persona empática sobresale en:

·Orientación de servicio: Anticipar, reconocer y satisfacer las necesidades de los clientes.

·Desarrollo de terceros: Percibir lo que otros necesitan para progresar y reforzar sus habilidades.

·Aprovechar la diversidad: Cultivar oportunidades a través de diversas personas.

·Conciencia política: Leer las corrientes emocionales y las relaciones de poder de un grupo.

·Entender a los demás: Discerniendo los sentimientos detrás de las necesidades y deseos.

· Relacional:

Abarca nuestra capacidad para construir y mantener relaciones, establecer contactos, liderar, gestionar conflictos y trabajar con otros. El desarrollo de buenas habilidades sociales equivale a éxito. En el mundo siempre conectado de hoy, todos tienen acceso inmediato al conocimiento técnico. Así pues, la inteligencia social es aún más importantes ahora para entender, compenetrarte y negociar con otros en una economía global. Entre las habilidades más útiles están:

·Influencia: Blandir tácticas de persuasión efectivas.

·Comunicación: Enviar mensajes claros.

·Liderazgo: Ser inspirador y un guía para los demás.

·Gestión de conflictos: Entender, negociar y resolver los desacuerdos.

·Construir lazos. Nutrir relaciones instrumentales.

·Colaboración y cooperación: Saber trabajar con otros hacia metas compartidas.

La importancia de la Inteligencia Emocional

¿Por qué es tan importante la inteligencia emocional?

El CE (Cociente Emocional) no es enemigo del CI (Cociente Intelectual). Es posible tener altos niveles de ambos. Sin embargo, la vida es una construcción inherentemente sociable. Sin las competencias emocionales que te otorgan la capacidad de funcionar bien dentro de este entorno relacional es improbable qué nos baste con la inteligencia tradicional para alcanzar el éxito. Como dijo Theodore Roosvelt: “A nadie le importa cuánto sabes, hasta que saben cuánto te importa”. El CE es, en muchos sentidos, la esencia del ser humano.

El intelecto emocional y nuestra capacidad para utilizarlo como reserva nos ayudan de muchas maneras: desde ayudar a cuidar nuestra salud física y mental y nuestro bienestar, hasta nuestra capacidad de inspirar y dirigir. Está ahí en nuestra capacidad para gestionar relaciones efectivas y es nuestra armadura y escudo en lo que respecta a la resolución de conflictos. Es, de muchas maneras, el motor del éxito.

Ejemplo de la importancia de nuestras emociones en nuestro día a día:

Cuándo vas a comprar un coche: ¿Te basas y limitas en tus necesidades lógicas y racionales a la hora de elegir?, ¿O dejas que tus emociones influyan de alguna manera en esa elección (marca, color, potencia, extras…)?

El CE como un controlador de éxito no solo se aplica a nuestras vidas personales. Se aplica en el lugar de trabajo también. Las personas con cociente de inteligencia promedio superan a las que tienen el cociente intelectual más alto el 70% de las veces.

¿Es el CE la razón?, ¿Es el Cociente Emocional un mejor indicador del éxito que el Cociente Intelectual? Dado que según el Center for Creative Leadership (Centro para el Liderazgo Creativo), el 75% de las carreras se “descarrilaron por razones relacionadas con las competencias emocionales, incluida la incapacidad para manejar los problemas interpersonales; liderazgo de equipo insatisfactorio durante tiempos de dificultad o conflicto; o incapacidad para adaptarse al cambio o provocar confianza”, tal vez lo sea.

La importancia de la Inteligencia Emocional en el trabajo

Tu vida laboral y tu carrera pueden verse enormemente afectadas por tu CE. Los lugares de trabajo, en general, son entornos relacionales. Por lo general, son un crisol de diferentes personalidades, habilidades, fortalezas y emociones. Entre ellos, está el propósito del negocio.

inteligencia emocional en el trabajo relacionado con el éxito
Por lo tanto, el CE se combina intrincadamente en todas y cada una de las decisiones y acciones dentro del lugar de trabajo. Está ahí en las instrucciones básicas para su equipo, tanto como está presente en el cambio organizativo masivo. Por lo tanto, aquellos con un CE más alto generalmente navegan con éxito en el lugar de trabajo de manera más efectiva. El CE permite a un individuo construir y dirigir equipos exitosos, y ser ágil y receptivo según sea necesario. Por lo tanto, tienen éxito.

Del mismo modo, un nivel más bajo de Inteligencia emocional Emocional puede ser perjudicial para el lugar de trabajo. En el peor de los casos, se puede ver en el acoso, hostigamiento y en un personal desmotivado. Puede presentarse como insensibilidad, arrogancia o incluso agresión y volatilidad. Mientras que un Cociente Emocional alto facilitará la flexibilidad, un Cociente Emocional bajo se presentará típicamente con con inflexibilidad y rigidez, una táctica peligrosa para cualquier empresa.

Cada vez más se valora la inteligencia emocional en la empresa llegando incluso a realizar pruebas o test de inteligencia emocional a los candidatos a un puesto de trabajo, ante este panorama quizás te interesaría presentarte a algún curso de inteligencia emocional.

Cociente Emocional y Contratación

Al comprender el valor del CE y del control emocional en el lugar de trabajo, por supuesto, queremos poder identificarlo en los candidatos en la etapa de entrevistas. Sin embargo, no se puede cuantificar el CE tan claramente como se puede hacer con el logro académico. Si bien hay muchas pruebas psicométricas que apuntan a identificar el CE, la verdad es que debe demostrarse en acción. Por lo tanto, el rendimiento en la entrevista y las referencias realmente pueden dar una mayor indicación del CE que cualquier certificado.

La Inteligencia Emocional en la Infancia

¿Qué es la educación emocional?

Con demasiada frecuencia tendemos a pensar que nuestros hijos son menos sofisticados y menos capaces de procesar o entender las complejidades emocionales de su mundo. Creemos que los estamos protegiendo al no acercarlos a los temas más complicados y menos agradables. Pero nada más lejos de la realidad. Los niños tienen una capacidad impresionante de absorber información y conocimientos. Más o menos en cuanto empiezan a hablar, se les puede enseñar a identificar y comunicar sus sentimientos. En un ambiente de confianza donde las emociones se hablan abiertamente, la mayoría de los niños hablarán libremente acerca de sus sentimientos y se apresurarán a tener empatía por sus compañeros.

Inteligencia emocional en niños

Con sus cerebros creciendo rápidamente, todos los niños están constantemente notando, reaccionando, adaptando y desarrollando ideas basadas en sus experiencias emocionales. Así como se les enseña infinidad de cosas sobre la vida, algunas más útiles que otras, se les debería enseñar psicología emocional, que puede mejorar drásticamente la calidad de sus vidas.

Cuando les enseñas a tus hijos sobre inteligencia emocional, a reconocer sus sentimientos, entender de dónde vienen y aprender a lidiar con ellos, les estás enseñado las habilidades más esenciales para tener éxito en la vida.

Como adultos, cuando no tenemos una manera saludable de manejar las emociones nosotros mismos, tenemos problemas para enseñar a nuestros hijos o alumnos a manejar los suyos. Por eso el cambio empieza en nosotros. Afortunadamente , los cinco componentes de la inteligencia emocional pueden ser enseñados y aprendidos a cualquier edad.

Control de emociones

Cuando reconocemos la profunda influencia de las emociones en nuestras vidas, inspiramos una nueva actitud hacia la auto-conciencia y la salud mental. Entonces podemos ayudar a los niños a desarrollar la inteligencia emocional.

Cuando nos equivocamos o actuamos con o alrededor de nuestros hijos, en vez de intentar barrerlo bajo la alfombra, debemos reconocer lo ocurrido y reparar cualquier daño emocional que hayamos causado. Al realizar estos pasos, creamos un ambiente en el cual nuestros niños pueden continuamente dar sentido a sus sentimientos y emociones.

Este conjunto de habilidades es quizás el mayor predictor de no sólo su éxito en la vida, sino más importante aún, su felicidad.

Inteligencia emocional en la educación

A nivel sistémico, podemos ayudar a elevar la habilidad emocional de las generaciones futuras trabajando juntos para conseguir que que se implementen cursos, programas y actividades de inteligencia emocional en la escuela, como el programa Ruler. En un nivel cara a cara, como padres, maestros, amigos y cuidadores, podemos abrir un diálogo y animar a los niños a expresar lo que están sintiendo. También podemos hablar más sobre nuestros propios sentimientos, ser honestos y directos sobre los momentos en que nos sentimos tristes, enfadados o temerosos.

¿Se puede mejorar la Inteligencia Emocional?

desarrollar inteligencia emocional

Mientras que el Cociente Intelectual se mantiene relativamente constante a lo largo de tu vida adulta, el Cociente Emocional puede cambiar y puede mejorarse. Aprender como desarrollar la inteligencia emocional requiere trabajo, pero no solo beneficiará tu vida laboral, sino también tu felicidad y bienestar general. Las siguientes prácticas pueden ayudarte a aumentar tu CE:

· Obsérvate a ti mismo: a menudo, vamos tropezando a través de la vida sin prestar mucha atención a nuestras emociones. Sin embargo, si estás reprimiendo, o no estás prestando atención a lo que tus emociones te están diciendo, entonces no podrás usarlas sabiamente.

· Responde, no reacciones: es una diferencia sutil, pero cuando reaccionas es una situación automatizada inconsciente. En su lugar, intenta conscientemente identificar tus emociones y piensa de antemano cómo puedes usarlas de manera más positiva. Incluso el simple acto de alejarse cuando sientes ira es una respuesta positiva.

· No te pongas a ti mismo, ni a nadie, en un pedestal: no importa qué rango de ningún tipo ocupe alguien, incluyéndote a ti, todos tenemos un valor inherente. Por lo tanto piensa que no eres pero ni mejor que nadie.

Al mejorar tu CE y tomar medidas activas para realizar cambios, descubrirás que eres más productivo y puedes construir relaciones más productivas a tu alrededor. La inteligencia emocional es importante, es intrínseca a lo que somos, y como tal, impacta en cada faceta de nuestras vidas.

Vídeo Inteligencia Emocional Elsa Punset

Breve reportaje sobre la inteligencia emocional de TVE dónde Elsa Punset, hija de Eduard Punset, nos ayuda a comprender mejor la inteligencia emocional.

Inteligencia Emocional ¡¿La clave del éxito?!
4.8 (95%) 8 votes