Los científicos han investigado esta pregunta durante más de un siglo, y la respuesta es clara: las diferencias entre las personas en las pruebas de inteligencia son sustancialmente el resultado de diferencias genéticas.

Como la mayoría de los aspectos del comportamiento humano y la cognición, la inteligencia es un rasgo complejo que está influenciado por factores genéticos y ambientales.

La inteligencia es un reto para el estudio, en parte porque se puede definir y medir de diferentes maneras.

La mayoría de las definiciones de inteligencia incluyen la capacidad de aprender de las experiencias y adaptarse a los entornos cambiantes.

Los elementos de la inteligencia incluyen la capacidad de razonar, planificar, resolver problemas, pensar de manera abstracta y comprender ideas complejas. Muchos estudios se basan en una medida de inteligencia llamada Coeficiente Intelectual (CI).

Los investigadores han llevado a cabo muchos estudios para buscar genes que influyen en la inteligencia. Muchos de estos estudios se han centrado en las similitudes y diferencias en el coeficiente de inteligencia dentro de las familias, en particular en los niños y gemelos adoptados.

Entonces,

¿La inteligencia se hereda o se desarrolla?

inteligencia genetica

La inteligencia es hereditaria

Estos estudios sugieren que los factores genéticos subyacen alrededor del 50% en la diferencia de la inteligencia de los individuos.

Estamos hablando de diferencias promedio entre personas y no de individuos. La inteligencia de cualquier persona puede desviarse de su potencial genético, por ejemplo, debido a una enfermedad en la infancia. Por genética, nos referimos a las diferencias que pasan de una generación a otra a través del ADN.

Pero todos compartimos el 99.5% de nuestros 3.000.000.000 de pares de bases de ADN, por lo que solo 15.000.000 de diferencias de ADN nos separan genéticamente. Y debemos tener en cuenta que las pruebas de inteligencia incluyen diversos exámenes de habilidades cognitivas y habilidades aprendidas en la escuela. La inteligencia refleja el desempeño de una persona en una amplia gama de pruebas variables.

Los genes hacen una diferencia sustancial, pero no son toda la historia. Representan aproximadamente la mitad de todas las diferencias en inteligencia entre las personas, por lo que la mitad no es causada por diferencias genéticas, lo que proporciona un fuerte respaldo a la importancia de los factores ambientales.

Esta estimación del 50% refleja los resultados de estudios de gemelos, adopción y ADN. De ellos, sabemos, por ejemplo, que más adelante en la vida, los niños adoptados separados de sus padres biológicos al nacer son tan similares a sus padres biológicos como los hijos criados por sus padres biológicos. Del mismo modo, sabemos que los padres adoptivos y sus hijos adoptados no suelen parecerse entre sí en inteligencia.

Los investigadores ahora están buscando los genes que contribuyen a la inteligencia. En los últimos años, hemos aprendido que muchos, tal vez miles, de genes de pequeño efecto están involucrados.

Estudios recientes de cientos de miles de personas han encontrado genes que explican aproximadamente el 5% de las diferencias de inteligencia entre las personas. Es un buen comienzo, pero aún está muy lejos del 50%.

¿De quién se hereda la inteligencia?

Desde siempre los estudios indicaban que la inteligencia se heredaba de todos los parientes del individuo, de todos con los que comparte genética descendente.

Pero últimamente se han desarrollado algunos estudios que podrían indicar que la inteligencia se hereda de la madre.

inteligencia heredada

La inteligencia no solo se hereda

La inteligencia se hereda genéticamente pero también está fuertemente influenciada por el medio ambiente. Factores relacionados con el entorno del hogar de un niño y la crianza de los hijos, la educación y la disponibilidad de recursos de aprendizaje, y la nutrición, entre otros, todos contribuyen a la inteligencia.

El entorno y los genes de una persona se influyen mutuamente, y puede ser un desafío separar los efectos del medio ambiente de los de la genética.

Por ejemplo, si el cociente intelectual de un niño es similar al de sus padres, ¿esa similitud se debe a factores genéticos transmitidos de padres a hijos, a factores ambientales compartidos o (lo más probable) a una combinación de ambos?

Está claro que los factores ambientales y genéticos juegan un papel importante en la determinación de la inteligencia.

La inteligencia genética en el futuro

La capacidad de predecir el potencial cognitivo a partir del ADN podría ser tremendamente útil. Los científicos podrían usar el ADN para tratar de trazar las vías de desarrollo que unen los genes, la inteligencia, el cerebro y la mente.

En términos de implicaciones prácticas, hemos descubierto durante décadas acerca de cientos de trastornos cromosómicos y monogénicos raros, como el síndrome de Down, que producen discapacidad intelectual.

Encontrar genes adicionales que contribuyan a la discapacidad intelectual podría ayudarnos quizás a prevenir o al menos mejorar estos desafíos cognitivos.

¿Y tú?, ¿Te pareces a tus padres en cuanto a inteligencia?

¿La inteligencia se hereda?
4.7 (93.33%) 3 vote[s]
Categorías: Inteligencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *