Un sesgo cognitivo es un error sistemático en el pensamiento que afecta las decisiones y juicios que las personas hacen. Algunos de estos sesgos están relacionados con la memoria. La forma en que recuerda un evento puede estar sesgada por una serie de razones y, a su vez, puede llevar a un pensamiento y a una toma de decisiones sesgadas. Otros sesgos cognitivos podrían estar relacionados con problemas de atención.

Dado que la atención es un recurso limitado, las personas tienen que ser selectivas sobre a lo que prestan atención en el mundo que les rodea. Debido a esto, los sesgos sutiles pueden infiltrarse e influir en la forma en que ves y piensas sobre el mundo.

 

cerebro encadenado

 

¿Cómo funcionan los sesgos cognitivos?

Un sesgo cognitivo es un tipo de error en el pensamiento que ocurre cuando las personas procesan e interpretan información del mundo que les rodea. El cerebro humano es poderoso pero está sujeto a limitaciones. Los sesgos cognitivos a menudo son el resultado del intento de su cerebro de simplificar el procesamiento de la información. Son reglas prácticas que lo ayudan a darle sentido al mundo y a tomar decisiones con relativa rapidez.

Cuando hace juicios y toma decisiones, le gusta pensar que es objetivo, lógico y capaz de asimilar y evaluar toda la información disponible para usted. Desafortunadamente, estos sesgos a veces nos hacen tropezar, lo que nos lleva a malas decisiones y malos juicios.

Los sesgos cognitivos no afectan a nuestro coeficiente intelectual pero sí afectan a como lo usamos.

 

¿Qué causa los sesgos cognitivos?

Si tuviera que pensar en todas las opciones posibles al tomar una decisión, probablemente incluso la elección más simple costaría mucho tiempo. Debido a la gran complejidad del mundo q te rodea y la cantidad de información del entorno, a veces es necesario recurrir a algunos atajos mentales que te permiten actuar rápidamente.

Los sesgos cognitivos pueden ser causados por una serie de cosas diferentes, pero son estos atajos mentales, conocidos como heurísticos, los que a menudo desempeñan el papel más importante. Aunque a menudo pueden ser sorprendentemente precisos, también pueden conducir a errores en el pensamiento. Las presiones sociales, las motivaciones individuales, las emociones y los límites en la capacidad de la mente para procesar información también pueden contribuir a estos sesgos.

Sin embargo, estos sesgos no siempre son malos. Los psicólogos creen que muchos de estos sesgos tienen un propósito adaptativo: nos permiten tomar decisiones rápidamente. Esto puede ser vital si nos enfrentamos a una situación peligros o amenazante.

Por ejemplo si caminas por un callejón oscuro y ves una sombra oscura que parece seguirte, un sesgo cognitivo puede llevarte a suponer que es un atracador y que debes salir del callejón lo más rápido posible. La sombra oscura puede haber sido causada simplemente por una bandera ondeando con la brisa, pero los atajos mentales a menudo pueden evitar el peligro en situaciones donde las decisiones deben tomarse rápidamente.

 

 

Algunos tipos de sesgos cognitivos:

Estos son algunos de los tipos más comunes de sesgos cognitivos que pueden distorsionar su pensamiento.

  • Sesgo de confirmación: favorece la información que se ajusta a sus creencias ya existentes y descarta la evidencia que no se ajusta.
  • Heurística de disponibilidad: otorga mayor valor a la información que te viene a la mente rápidamente. Usted otorga mayor credibilidad a esta información y tiende a sobrestimar la probabilidad de que sucedan cosas similares en el futuro.
  • Efecto halosu impresión general de una persona influye en cómo se siente y piensa sobre ella. Esto se aplica especialmente al atractivo físico que influye en cómo calificas sus otras cualidades.
  • Sesgo de autoservicio: esta es la tendencia a culpar a las fuerzas externas cuando suceden cosas malas y darse crédito cuando suceden cosas buenas. Cuando ganas una mano de poker es debido a tu habilidad para leer a los demás jugadores y a tus conocimientos sobre probabilidad, pero cuando la pierdes es debido a que te han dado una mala mano.
  • Sesgo de atención: es la tendencia a prestar atención a algunas cosas al mismo tiempo que ignora las demás.
  • Sesgo de actor observador: tendencia a atribuir sus acciones a causas externas al mismo tiempo que atribuye los comportamientos ajenos a causas internas. Usted atribuye su alto colesterol a la genética, mientras que considera que otros tienen un nivel alto debido a la mala alimentación y a la falta de ejercicio.
  • Fijación funcionalver una sola manera de funcionar de los objetos. No considerar el uso de una llave grande como martillo, a falta de este, para clavar un clavo. Esto puede extenderse a la funcionalidad de las personas, como ignorar las cualidades de una secretaria para desempeñar un papel de liderazgo.
  • Sesgo de anclaje: tendencia a confiar demasiado en la primera información que se aprende. Si descubres cual es el valor medio de un coche, pensarás que cualquier precio menor es un buen negocio, desatendiendo la búsqueda de mejores ofertas.
  • Efecto de desinformación: es la tendencia de la información posterior al evento a interferir con la memoria del evento original. Es muy fácil que tu memoria este influenciada por la opinión de los demás sobre un tema. El conocimiento de este sesgo ha llevado a una gran desconfianza de la información de los testigos oculares.
  • Efecto de falso consenso: sobrestimar el grado de acuerdo que los demás tienen contigo.
  • Sesgo de optimismo: te lleva a creer que es menos probable que te pasen cosas malas y es más probable que tengas éxito que las personas que te rodean.

La mayoría de sesgos no se pueden evitar, pero eso no significa que no debas entrenar tu mente.

Sesgos cognitivos ¡Cuidado con ellos!
5 (100%) 4 votes
Categorías: Inteligencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *